Entradas

Renault y Telefónica: vuelta a los ´80

 

A estas alturas ya nadie (o casi nadie) duda de la clara tendencia surgida a nivel de diseño gráfico, por la que las grandes marcas del mercado han tomado el camino de volver a recuperar la esencia de décadas pasadas en sus logotipos.

A nivel de automoción ya son muchas las que han perdido los volúmenes y brillos, han abandonado las 3D para volver a las 2D, y han optado por versiones monocromáticas de tintas planas en las mayorías de los casos, sin degradados ni fundidos. Opel, Peugeot, BMW, Volkswagen

Hoy creamos esta nueva entrada en nuestro blog, con otras dos marcas icónicas que se han sumado a esta moda: Renault y Telefónica.

En el caso de la marca de automoción francesa, recupera la esencia que ya vimos entre los años 1972 y 1992. Este nuevo diseño llega de la mano de Luca de Meo como presidente de la empresa.

Su puesta en escena se ha realizado sobre el prototipo del nuevo Renault 5, modelo eléctrico, aunque la marca ya ha comunicado que se ponen como meta el año 2024 para que todos sus modelos luzcan con el nuevo emblema. El objetivo que se marcan es reposicionar toda su gama, y afianzarse junto a otras marcas distanciándose de los fabricantes generalistas.

Si nos metemos de lleno en la marca de telefonía española por excelencia, podemos encontrar muchas coincidencias con el caso descrito de Renault. Son más de dos décadas las que Telefónica llevaba con su imagen implantada, y por sorpresa, el presidente de la compañía José María Álvarez-Pallete, lo ha desvelado en la última junta de accionistas realizada.

En este caso, es un cambio con mucho alma interno de la compañía, puesto que se ha contado con el equipo de marca interno y apoyado a su vez de manera externa por una consultora de branding.

El nuevo logo que sustituye al que veníamos viendo desde 1998, toma su inspiración del original de 1984. Una T construida por distintos círculos, junto con la gama cromática azul que siempre han llevado, nos llevan a esa época en la que daba igual por la calle que fueses de tu ciudad, que siempre había una cabina de teléfono con la que poder llamar. Se echa en falta el color verde que siempre acompañó al azul, porque en esta ocasión solo se ha optado por el color azul (Pantone 2386), con el fin de expresar modernidad y tecnología.

En el pasado, los círculos centraban su significado en esa similitud a los teléfonos analógicos, en los que metías los dedos para marcar (el que podía, porque a mi abuelo no le entraba ni el meñique). En la actualidad cada círculo busca representar los pilares en los que pivota el plan de acción: Telecomunicaciones, Transformación, Tecnología, Talento y Trascendencia.

Al final, las historias que hay detrás de cada marca, siempre son adaptables a su situación actual y storytelling, pero lo que queda claro es que esta nueva tendencia en el desarrollo de marcas, es una clara y absoluta realidad.