McDonald’s hace suyo nuestro Acueducto [Gazapo incluido]

Nueva campaña de comunicación lanzada por el gigante estadounidense de las hamburguesas. McDonald’s lanzó su campaña estival recreando su logo con los arcos de distintos monumentos reconocidos. Campaña que se lanzó en Alemania, aprovechando la gran afluencia de visitantes en el mes de agosto.

El lema que acompañaba a todas sus gráficas rezaba así: «Disfruta de tus vacaciones». Esta campaña ha sido desarrollada por DDB Viena durante el verano, aprovechando que hay millones de turistas viajando por Europa, e invitando a todos ellos a que sigan consumiendo sus productos en cualquier ciudad internacional.

Una campaña sencilla, con un claim nada rebuscado, y un puñado de imágenes de varios monumentos arquitectónicos que cuentan con arcos entre sus formas, entre los que se encuentra nuestro querido y cuidado Acueducto de Segovia. A través de dichos arcos, y jugando con el encuadre de la cámara de fotos, han querido simular y recordar al logotipo de la propia marca.

Andreas Spielvogel, director creativo ejecutivo de DDB Viena, destaca que «Nuestras ideas tienen que mover a la gente, y deben basarse en insights potentes de esas mismas personas. En este caso, el deseo de variedad y vacaciones, y al mismo tiempo, la alegría de un recordatorio único e inesperado de McDonald’s».

Curioso el caso que más de cerca nos toca: El Acueducto de Segovia, NUESTRO ACUEDUCTO!!! La función de los arcos recreando el logo es ideal, pero el que hizo la foto no se molestó en buscar otro encuadre que no comprometiese mucho a la marca dando «carnaza» a sus trolls y haters en RRSS, y os explicamos rápidamente el por qué:

Para que los que no seáis de Segovia, y para los que no hayáis mirado más allá de los arcos del Acueducto, cabe destacar que lo que se ve al fondo de la foto, y que os marcamos en el óvalo rojo, es, ni más ni menos: UN RESTAURANTE DE BURGER KING!!!!

Si, si, nada más lejos de la realidad. Aunque no se ve con definición, porque se han tomado muchas molestias de tapar el rótulo exterior para no conseguir apreciarlo.

Vamos, que si yo fuese la gente de Burger King, aprovecharía como agua de mayo esta pelota que les han dejado botando para marcarse un troleo épico en redes, como esos que les gusta lanzarse cuando ven la oportunidad.