Burger King: nueva imagen con aire vintage

Pese a la situación actual que estamos viviendo desde hace casi un año, las grandes marcas no se acomodan y sacan toda su artillería pesada para cuando llegue el momento de lidiar en mil batallas.

Es el caso de Burger King que, en un guiño al pasado, renueva toda su Identidad Visual e imagen de marca en una clara línea vintage. Por este blog hemos mostrado grandes campañas de la marca de hamburguesas y de su gran competidora, todas ellas con gran repercusión, y replicándose entre sí en infinidad de ocasiones. Burger King está acostumbrada a conseguir un gran impacto con cada acción que realiza, y seguro que detrás de este cambio se esconde una gran estrategia.

No resulta muy novedosa la imagen porque podemos decir que ya la hemos visto. Sin ir más lejos la nueva identidad presentada por Burger King llega inspirada en el logo que ya en su momento usó la compañía durante 30 largos años: de 1969 a 1999. El proyecto de rediseño tiene su origen en la agencia Jones Knowles Ritchie, los cuales han trabajado una muy acorde y nueva tipografía, y una gama cromática muy definida para todos los ámbitos de aplicación en cualquier pieza de comunicación gráfica y corporativa, como pueden ser envases, uniformes, decoración y mobiliario de los propios restaurantes.

«La fuente de inspiración original fue el logo que tuvimos desde el 69 hasta el 99», cuenta Fernando Machado, CMO Global de Restauran Brands International. «La principal diferencia es que ajustamos el color para hacerlo más vibrante y más parecido a los colores de los alimentos. Y ajustamos las proporciones del bollo para que se pareciera a los productos que vendemos. La fuente es deliciosa y redonda, como nuestra comida».

Un trabajo así no es fruto de 15 días de calentura, aunque a muchos clientes les parezca. Por experiencia propia podemos decir que hay clientes que llegan a Cinco Sentidos pensando que el desarrollo de un proyecto de Identidad Corporativa completa y bien trabajada es cuestión de 3 días «pintando un poco por allí, y otro poco por allá». Nada más lejos de la realidad, el caso de Burger King que nos ocupa en este post, les llevó a sus creadores 2 largos años de trabajo, y cuyo objetivo a nivel de diseño era conseguir el reto de la versatilidad y adaptación a nuevos medios y soportes del mismo. En el logo actual detectaron ciertas carencias en este sentido, y en ese momento es cuando sin demora hay que ponerlo remedio.

«Esta es una marca que tiene una personalidad muy clara», cuenta Machado. «Es divertida, autocrítica, inquieta… y eso continuará. Hemos ajustado la identidad visual para que se adapte mejor a lo que es esta marca». Y es que en los últimos años la personalidad de Burger King ha cambiando, hasta tal punto que «comenzó a producirse una pequeña desconexión porque la marca ha evolucionado mucho».

Aunque detrás de estas decisiones, como bien comentábamos al principio, se esconden ciertas estrategias y objetivos a cumplir, y como ellos mismos reconocen en su propia presentación, el fin máximo a conseguir era la apuesta por la transparencia y sostenibilidad. «Estamos asumiendo compromisos serios en torno a la sostenibilidad y la mejora de la experiencia, especialmente la experiencia digital. Debido a que estamos atravesando esa transformación, queríamos que el diseño básicamente indicara a las personas lo que ha cambiado».

No tardaremos en ver aplicada esta nueva imagen en nuestro país, ya que el cambio es global y simultaneo en todo el mundo, y la fecha de inicio marcada en su calendario para dicho cambio es el primer semestre de 2021.

Solo falta ver, si como en veces anteriores, la marca del payaso McDonald’s también seguirá estos pasos y nos presentará una réplica al cambio que les mantenga en esta entrañable lucha de comunicación a la que nos tienen acostumbrados. El tiempo lo dirá!!