Equilibrio entre lo incorrecto y lo correcto. Heinz nos lo pone fácil!!!

Por suerte para todos, y en especial para los que nos dedicamos a este sector, la capacidad de crear e innovar para hacer de lo cotidiano algo sorprendente, es infinita.

Eso mismo deben de haber pensado desde Heinz a la hora de lanzar su nuevo packaging para su Ketchup. Todos nos hemos encontrado en situaciones en las que a la hora de echar o volcar el ketchup, se nos ha ido de las manos, y hemos dejado el plato como una piscina o como un cuadro abstracto lleno de salpicones. Es por ello, y por lo recurrente del tema, que Heinz ha decidido lanzar una edición especial en la que han girado las etiquetas del bote hasta dejarlas en el ángulo idóneo en el que servir la salsa.

Con algo tan sencillo, pero tan ingenioso, cualquier consumidor solo tiene que volcar la botella hasta que la vista le indique que el logo y contenido de las etiquetas esta «a nivel». Ese, y solo ese, será el ángulo de inclinación idóneo para verter la salsa, y no preparar ninguna catástrofe que arruine nuestro plato.

La puesta en escena en los lineales de producto para canales retail, es cuanto menos llamativa cuando te lo encuentras, y no creo que a nadie le pase inadvertido.

 

DANGER, es muy pegadizo: «Como un Golf, no es un Golf»

Imagino que en estos 20 días que más o menos lleva activa la campaña, muchos habréis escuchado (y cantado por lo bajini) la nueva canción que Volkswagen nos ha colado con su vehículo «estrella». Que el Volkswagen Golf es todo un referente en su segmento desde sus inicios, es algo indiscutible a estas alturas de vida. Y tal ha sido su fama y popularidad, que muchos de su segmento se han querido parecer a el, incluso en el mismo concesionario de la competencia más de uno habrá escuchado a algún comercial decir «Es como un Golf, pero más barato».

Pues eso mismo deben de haber pensado nuestros amigos de DDB al lanzar la nueva campaña basada en un mensaje muy muy claro: «Como un Golf, no es un Golf». Y si además de directo y claro, nos lo ponen facilito como si fuéramos niños de patio de colegio, pues mucho mejor, adaptando la letra original de la canción «If you´re happy and you know it clap your hands» que tanto habremos cantado en el cole los que hoy andamos entre los 30 y los 40.

La puesta en escena no tiene desperdicio, pasa por todos los potenciales compradores de tan afamado modelo, y en la que todos y cada uno de los protagonistas cantan perfectamente sincronizados la versión adaptada de la canción con una letra tan sencilla como pegadiza, y con mucho mensaje.

No se si después de este spot, algún vendedor de la competencia se volverá a atrever a decirle a un potencial cliente aquello de «es como un Golf, pero más barato…», porque lo mismo se le pone a cantar una bonita canción…