Cuando tu publicidad se te vuelve en contra. Mahou, tenemos un problema…

Lo peor que te puede pasar a nivel de comunicación no es lanzar una campaña que no funcione, es lanzar una campaña que se te vuelva en tu contra. Y eso, parece ser, es lo que le está pasando a Mahou en las últimas horas tras lanzar su spot del verano. Dicho spot ha llegado cargado de polémica, dimes y diretes por la historia que cuenta, y que muchos profesionales y artistas del sector musical se lo han tomado como un menosprecio a su profesión y profesionalidad.

“La historia de una banda de música llamada Los Desleales. Un grupo de rockeros a los que llamaron para tocar en un pueblo de Cantabria, pero el alcalde les dijo que no tenían dinero. El guitarrista le respondió que para ellos había algo más importante, algo con un sabor mucho más grande. Así que firmaron el acuerdo de los 6 mil botellines, por el cual se comprometían a tocar en el pueblo todos los años a cambio de Mahou 5 estrellas. Y ambas partes están seguras de que cuando se acabe el contrato van a renovarlo”.

Si nos ponemos en modo objetivo, y vemos y analizamos la historia desde la distancia, es cierto que la historia se puede resumir en: “esto es un Ayuntamiento que como no tiene dinero, se aprovecha del trabajo de unos músicos y les paga con 6000 botellines”. Si nos ponemos en modo sincero, la realidad es otra muy distinta, ya que Mahou paga (y mucho) a grandes artístas musicales, patrocina el mad cool, y organiza giras y miles de conciertos en los que paga y bastante bien a los músicos. Eso también hay que decirlo, que aunque este spot en concreto se puede calificar de “cagada monumental”, el compromiso de Mahou con la dignidad de la profesión es muy alto.

Mahou ha conseguido mucho revuelo, pero no del color que esperaba. Críticas y comentarios negativos se acumulan en las redes sociales, miles de visualizaciones del vídeo con un porcentaje desorbitado de votos negativos, y según pasen las horas todo apunta a que irá “in crescendo”. Una comunicación desafortunada, con la que seguro que Mahou pretendía lanzar otro mensaje más entrañable, pero que cada uno desde su casa es libre de analizar e interpretar como quiera, y les ha estallado en toda la cara.

Tal magnitud está adquiriendo el tema, que la cosa no se queda solo en “dislikes” en redes sociales y en youtube, si no que ya se ha montado una campaña en change.org para solicitar la retirada del anuncio y que cuenta con más de 10.000 firmas. Hay mucha falta de conciencia en general por pagar por cultura, piratería en la red, descargas ilegales, y la verdad que este tipo de spots, aunque haya sido de manera fortuita, ayudan poco a solucionar de raíz el problema.